‘El mal no existe’, la gran triunfadora de los Asian Film Awards

marzo 14, 2024
por

‘El mal no existe’, la nueva película de Ryûsuke Hamaguchi, conquista los Asian Film Awards 2024 y se convierte en la gran triunfadora de la 17º edición obteniendo los premios a la Mejor Película del Año, y Mejor Banda Sonora.

El Mal no existe

Caramel Films estrena el próximo 1 de mayo en los cines de nuestro país lo último de Hamaguchi (Drive my car, La ruleta de la fortuna y la fantasía), largometraje ganador del León de Plata (Gran Premio del Jurado en la última edición del Festival Internacional de Cine de Venecia), donde también se hizo con el FIPRESCI.

El mal no existe también fue premiada en el pasado Festival de Londres (BFI London Film Festival) como Mejor Película. Este hipnótico, delicado e impredecible prodigio cinematográfico obtuvo además el Premio Lurra de Greenpeace dentro de la sección PERLAK del Festival de San Sebastián. Un galardón obtenido por los valores, el respeto y el conocimiento del medio natural que la película transmite desde la gran pantalla a través del conflicto que una comunidad afronta cuando ve amenazado su entorno por un modelo en el que prima el beneficio sobre el equilibrio.

El gran regreso del que es uno de los más destacados cineastas japoneses del siglo XXI supone una sorpresa constante para al espectador con el imprevisible rumbo que toma su narrativa. A medida que avanza El mal no existe, la historia se transforma en una misteriosa y envolvente obra que va mutando de tono y ritmo, de lo cálido a lo perturbador. Se trata de una conmovedora y bella, a la par que enigmática y sutil, parábola ecológica sobre nuestra destructiva y, a la vez, necesitada relación con el mundo natural que nos rodea.

Los Asian Film Awards

Los Asian Film Awards son el mayor evento cinematográfico anual del cine asiático. Celebraron con éxito su 17ª edición la noche del 10 de marzo en el Centro Xiqu del distrito cultural West Kowloon de Hong Kong.

Las películas más galardonadas fueron El mal no existe, The Goldfinger , Godzilla Minus One y Snow Leopard:

  • The Goldfinger (Mejor Diseño de Vestuario, Mejor Diseño de Producción y Mejor Actor). Ambientada en 1980, durante el dominio colonial británico, trata de un enfrentamiento entre las élites empresariales de Hong Kong.
  • Godzilla Minus One (Mejor Efectos Visuales, Mejor Actriz de Reparto y Mejor Banda Sonora). Japón, desolado tras el fin de la segunda guerra mundial, entra en crisis tras la aparencia de un monstruo atómico.
  • Snow Leopard (Mejor Guión y Mejor Fotografía). Un leopardo de las nieves irrumpe en el corral de ovejas de un nómada y mata a nueve carneros. Padre e hijo se enfrentan por el destino del leopardo.
  • El mal no existe (Mejor Película, Mejor Compositor, Mejor Montaje y Mejor Director). El proyecto de construcción de un glamuroso camping pone en riesgo la apacible vida de un pueblo cercano a Tokio.

Sobre ‘El mal no existe’

El mal no existe está protagonizada por Hitoshi Omika, Ryo Nishikawa, Ryuji Kosaka, Ayaka Shibutani y Hazuki Kikuchi. Hamaguchi ha vuelto a unir sus fuerzas con la compositora Eiko Ishibashi, tras su exitosa colaboración en ‘Drive my car’.

El origen de El mal no existe se encuentra en una película de acompañamiento para los conciertos de la compositora de cabecera del cineasta. Esto fue lo que llevó a Hamaguchi a filmar en las montañas de Nagano, reserva natural cercana a Tokio. El proyecto cinematográfico arrancó cuando Ishibashi pidió al director que creara algunas imágenes para su espectáculo en directo.

“Sentí que la naturaleza encajaba con su música porque realmente no tiene una definición, y entonces empecé a pensar en la naturaleza y la forma en que funciona el movimiento dentro de ella: el viento, el agua, los árboles, la luz. Todas estas cosas armonizan muy bien con el tipo de música que ella hace. Una vez que hice las imágenes, le pedí permiso a Eiko para desarrollar una versión donde escuchemos el diálogo de los actores y así crear una película diferente», explica Hamaguchi.

En palabras del aclamado director y guionista: «Ha sido una forma muy libre de hacer cine, que me ha revitalizado mucho. Siento que he captado la interacción de los seres humanos con la naturaleza, completando el trabajo como una sola película con el maravilloso tema musical de Eiko Ishibashi. Espero que el público sienta la fuerza vital de las figuras que se mezclan con la naturaleza y la música».